jueves, 17 de febrero de 2011

Las mafias que se apoderaron de Convivencia Infantil


En Síntesis…
Las mafias que se apoderaron de Convivencia Infantil
 
Vinicio Portela Hernández
Como si se tratara de la “Mafia Italiana”, controlada por familias, el parque de Convivencia Infantil “Juan Sabines Gutiérrez” es acaparado por estirpes, que han hecho de ese centro recreativo su gallina de los oro sin que le inviertan un sólo centavo.
El mal uso de las instalaciones, el abandono y una gran cantidad de basura es lo que impera en el parque, por lo que desde hace años los visitantes no encuentran atractivo llevar a sus hijos a divertirse en ese sitio.
Tan sólo con dar una vuelta por Convivencia Infantil, se puede notar la falta de interés de los brindadores de servicios, aglutinados en la Unión de Concesionarios “Luis Donaldo Colosio Murrieta” adheridos a la CROM, que con mal genio reciben a las pocas personas que se atreven a ir a pasear.
Una de estas familias es encabezada por Graciela Ventosa, que junto con sus hijas, controla las “Lanchas” y el “Golfito” dos de las atracciones más concurridas en Convivencia Infantil.
También las “Güeras”, como son conocidas “Las Ventosas”, se agenciaron un inflable “brincolín”, un toro mecánico y de tener tan solo un puesto de raspados, ahora poseen locales de tortas, jugos y cocteles de los cuales estos dos últimos no utilizan y los tienen en completo abandono.
Cierto es que la Güera Ventosa es una de las concesionarias con mayor tiempo en el parque, pero también es una realidad de que en su paso como líder de la Unión le ha servido para apoderarse de espacios que fueron destinados a sus hijas.
Otra familia, es la de Elena Fausto Calderón, esta señora y su parentela son concesionarios del Teleférico, la pista de motos a gasolina y bicicletas, los carros eléctricos, aparte tiene un bricolín, una cama elástica, alberca de pelotas y si esto no fuera poco, tiene la administración del estacionamiento del teatro de la ciudad.
Elenita y su esposo, son los creadores del monstro, llamado teleférico, el cual ya cobró dos víctimas a mediados del año pasado, cuando se desprendió una de las canastas y una pareja de muchachos cayó al vacío, aproximadamente unos cinco metros de altura y que por fortuna pudieron alivianar el impacto ya que fueron a dar a un jardín.
Pero este no ha sido el único accidente de este infernal juego mecánico, meses antes, ya se habían presentado otros dos percances, donde se habían caído otras canastas, esas veces sin tener usuarios y menos testigos del hecho.
El teleférico es un juego de alto riesgo, ya que es artesanal, las soldaduras son se baja calidad, al igual que el material con el que está construido, por lo que representa un peligro latente para los visitantes.
Aún cuando indican, que tienen la aprobación de Protección Civil municipal y estatal, el Teleférico podría ocasionar una desgracia mayor a la ocurrida en 2010, donde tuvo que ser clausurado y ahora de nueva cuanta se encuentra en funcionamiento, a lo mejor sin la autorización de la autoridad competente.
Elena Fausto Calderón, cuanta con mucha infraestructura del parque a su disposición, por ejemplo las dos pistas son parte de su concesión, la de las motos eléctricas que es un circuito en óvalo y otra que representa calles con señalamientos, las cuales fueron coincididas para la enseñanza de la cultura vial, ahora sólo son parte de un negocio donde no hay preocupación por la seguridad de los niños.
Y para acabarla de amolar, Doña Elenita, también tiene la concesión del estacionamiento que se encuentra en frente del Teatro de la Ciudad “Emilio Rabasa”, que pese a que este no es parte de las instalaciones de Convivencia Infantil, si influye en el parque, ya que la gran mayoría de los usuarios son visitantes del centro de diversión. Eso sí, cuando a la señora se le pega la gana, no lo abre, afectando la poca asistencia.
También es de destacar, que el trabajador de la caseta del estacionamiento es un tipo sin ninguna capacitación en la atención al público, es grosero y con un aspecto de delincuente de mala imagen, que sin ningún miramiento puede maltratar a los usuarios.
Advertencia, sí usted quiere asistir al parque y pretende meter su vehículo a ese estacionamiento, le recomiendo que no lo lave antes, ya que ahí mismo se empolvará de nuevo.
Humberto López, encabeza otra de las familias en Convivencia, este señor tiene locales de fotografía y su esposa e hija tienen puestos de juguetes, absolutamente todo es de mala calidad y pese a esto “Don Beto” se quiere expandir a sus anchas por todo el parque.
Al igual como lo hizo su cuñado, Gilberto Mateos, quien es dueño de los trenes, así es, leyó usted bien, es dueño de los trenes de Convivencia Infantil, ya que se los agandalló, por no decir que se robó, dos locomotoras que eran propiedad del estado y ahora son parte de su patrimonio, cómo le hizo, quién sabe, debe de tener muchas influencias y no sólo eso, también una tienda de abarrotes que está ubicada frente a la estación del tren, donde vende lo que sea, hasta cigarros sueltos.
Otro de los atractivos del parque son los ponis, el cual se encuentra consonado a Néstor Ocampo, su esposa Vedy Fany tiene un local de paletas y la hija de estos un puesto de aplicación de uñas postizas.
Haciendo honor a la verdad, en el área de los ponis se encuentra completamente limpio, pero la atención es pésima, el que parece ser el encargado, ese es un tipo despreciable ya que maltrata a los animales, me tocó presenciar como golpeaba a un caballo blanco, lo arremetía con una reata en el cuello y en la cara para después rematarlo con un puñetazo en la anca, todo esto en frente de un par de niños. Este acto despreciable no se puede permitir.
Todas las familias anteriores ocupan casi el 80 por ciento de los espacios del parque Convivencia Infantil, por lo que el control lo tienen ellos, creando una mafia que no permite el crecimiento de este centro de diversión y que tienen secuestrada a la misma Unión de Concesionarios ya que esta parentela se rola la presidencia a su conveniencia.
En este momento, dicha asociación la preside Elena Fausto Calderón, sus alcances y la ambición la han llevado a tratar de engañar a cuanto funcionario pasa por su camino.
Para muestra un botón, al principio de la administración del ayuntamiento de Jaime Valls Esponda, Doña Elenita invitó a la esposa del Gobernador, la señora Isabel Aguilera de Sabines, a inaugurar el área de personas con capacidades diferentes.
En esa ocasión, la Presidenta del DIF Chiapas, acompañada de Lorena Chávez, esposa de Valls Esponda, acudieron a la cita, pero para su sorpresa, Fausto Calderón pretendía que inauguraran un espacio que no tenía absolutamente nada, estaba completamente vacío.
El argumento de la lideresa fue que era la inauguración de los trabajos de construcción para las personas con capacidades diferentes, pero es la fecha que no empiezan con esa área.
Así mismo, también pretendieron embaucar a Carlos Penagos Vargas, en los tiempos que era diputado local.
El dirigente de Convergencia los quería ayudar para la modernización del parque, sin embargo las familias concesionarias se sintieron amenazadas ante el cambio y la buena disposición del ex legislador, que por fortuna para el político desistieron de su embuste.
Eso sí, para lloriquear si son buenos los mafiosos concesionarios, se quejan de todo y de la falta de apoyo por parte del ayuntamiento capitalino, pero ninguno de ellos dice nada por no paga sus servicios, ya que el agua potable y la energía eléctrica las solventa la Alcaldía tuxtlaca, así como la vigilancia, lo único que aportan son 20 pesos mensuales para la limpieza del inmueble y unas miserables rentas de entre 120 a 200 pesos mensuales.
Los únicos que pagan a la Comisión Federal de Electricidad son los concesionarios de la feria, ya que cada uno de ellos tiene contrato con la paraestatal.
Estas familias que controlan el parque de diversiones Convivencia Infantil “Juan Sabines Gutiérrez” se les deben poner un alto para que la modernización sea evidente.
Ahora toma mucha importancia “Convivencia” ya que se encuentra en un punto estratégico, su ubicación en el centro de lo que puede ser un andador turístico deportivo-cultural de Tuxtla Gutiérrez merece una atención especial.
El Jardín Botánico, los museos de Historia Natural, de Antropología e História, de Palentología, el Teatro de la Ciudad “Emilio Rabasa”, Convivencia Infantil, la Calzada de las Etneas y el Estadio Zoque, pueden llegar hacer un atractivo a nivel nacional para el turismo, sin embargo las carencias del parque de diversiones, su estancamiento a la modernización y principalmente las familias apáticas que controlan la administración, podrían boicotear el desarrollo de esta parte de la ciudad por ambiciones y cotos de poder.
El Presidente Municipal, Yassir Vázquez Hernández es un gran promotor por el embellecimiento de Tuxtla Gutiérrez y este es un buen pretexto para rescatar un espacio para los niños tuxtlacos, recobrando el sentido que tenía Convivencia Infantil cuando fue inaugurado por don Juan Sabines Gutiérrez en los años 80´s, el de unir a la familia y a la sociedad con diversión sana y a precios populares.
Terminé
Comentarios en: vypher55@yahoo.com.mx, vinicioportela@gmail.com,
Twitter: @VinicioPortela o en el blog vinicioportela.blogspot.com